Retardo mental

Nivel de manejo por médico general: Diagnóstico: Sospecha. Tratamiento: Inicial. Seguimiento: Derivar.

ASPECTOS ESENCIALES:

  • El Retardo mental, ahora llamado discapacidad intelectual, se asocia a tres o cuatro veces más riesgo de desarrollar una enfermedad psiquiátrica.
  • Es muy frecuente que haya retardo mental asociado a convulsiones, se desconoce su causa y no existe tratamiento específico. Su debut suele ser precoz, manifestándose los primeros síntomas en la lactancia.
  • Causa más frecuente de retardo mental en Chile: Síndrome de Down.
  • Retardo mental leve es la forma clínica más prevalente (85%) de la clínica.
  • Frecuentemente pasa inadvertido y fácilmente se puede confundir con algún trastorno específico del aprendizaje o TADAH.
  • Es factor de riesgo para maltrato infantil y abuso sexual.
  • Siempre tener en consideración: la situación de vida del paciente (tanto de vivienda como red de apoyo social), su capacidad de comunicación y su capacidad de realizar actividades de la vida diaria de manera independiente.

CASO CLÍNICO TIPO:

Adolecente de 16 años, cursando 7° básico en una escuela rural por segunda vez, con antecedentes de repetición en 2° y 3° básico. Es traído por su madre, quien le consulta a por la preocupación de una posible expulsión debido a las dificultades académicas que ha tenido el niño. Sumado al bajo rendimiento escolar, asocia fácil distractibilidad y molesta a sus compañeros en clase, le gustan los juegos de consola y jugar con sus primos de 8 y 9 años. Al momento de la entrevista Ud. Nota una latencia aumentada de respuesta y se muestra ansioso ante las preguntas.

DEFINICIÓN:

El rango normal de CI cae entre 90 y 120; un CI dos derivaciones estándar bajo la mediana (es decir, CI <70) es consistente con retraso mental. En general inicia antes de los 18 años y produce dificultad de adaptación a las exigencias del medio. Poseen déficits que afectan a las capacidades de comunicación, cuidado personal, habilidades sociales, rendimiento académico y laboral, o a la capacidad de autocontrol.

Se clasifica la gravedad del retardo mental por el CI:

  • Retardo mental leve con un CI entre 69-50.
  • Retardo mental moderado con un CI de 49-35.
  • Retardo mental grave de un CI entre 34-20.
  • Retardo Mental profundo con un CI menor a 20.

ETIOLOGÍA – EPIDEMIOLOGÍA – FISIOPATOLOGÍA:

En la población general, la prevalencia de discapacidad intelectual (con déficits en tanto el funcionamiento adaptativo e intelectual) es de aproximadamente 1%. La prevalencia de déficit solo en la función intelectual (medida por el coeficiente intelectual) es de aproximadamente 3%, siendo prevalente la deficiencia intelectual leve el 85% de los individuos afectados. La prevalencia de DI varía con la edad y el género, y es mayor en edad escolar y la población masculina (30% más). 

Causas:

  • Anomalías genéticas, son la principal causa de DI.
    • Síndrome de Down es la principal causa genética conocida.
  • Factores ambientales, minoritariamente.
    • Teratógenos
    • Toxinas
    • Infecciones
    • Traumatismos
  • Desconocido (30-40%)

Etiologías posibles:

  • Alteraciones precoces del desarrollo embrionario (30%).
  • Influencias Ambientales (15-20%), deprivación ambiental.
  • Problemas de embarazo y perinatales (10%) como malnutrición fetal, prematurez, hipoxia, lesiones intraparto.
  • Enfermedades hereditarias (5%), errores innatos del metabolismo, aberraciones cromosómicas.
  • Enfermedad Adquirida durante la infancia (5%), infecciones, trauma, epilepsia.

DIAGNÓSTICO:

El diagnóstico involucra una evaluación de las habilidades cognitivas y funcionales del individuo, que va más allá de determinar el CI. Para esto se sugiere una evaluación en 3 etapas:

  1. Medir el Coeficiente Intelectual.
  2. Evaluar habilidades emocionales y de comportamiento.
  3. Evaluar el impacto de las limitaciones del individuo en su habilidad para realizar actividades de la vida diaria.

Existen diversas escalas de inteligencia que pueden ser utilizadas para el diagnóstico:

  • Wechsler Intelligence Adult Scale (WAIS) para mayores de 17 años
  • Wechsler Intelligence Children Scale (WISC) para niños entre 6 y 16 años 
  • WIPPSI para niños preescolares.

Es de vital importancia distinguirse de los trastornos específicos del aprendizaje y de la comunicación, de los TGD y demencias en la infancia. 

TRATAMIENTO:

Se basa en un tratamiento multidisciplinario, donde médicos, psicólogos, kinesiólogos, terapeutas, fonoaudiólogos y psicopedagogos trabajan en conjunto para la rehabilitación, capacitación e incorporación futura de los niños a la sociedad, desarrollando la mayor autonomía posible.

Importante el apoyo y psicoeducación a los padres, informar que el niño debe asistir a escuela especial con integración, y priorizar el bienestar y la adaptación social del niño sobre los logros académicos.

SEGUIMIENTO:

Se debe derivar para seguimiento integral con el objetivo de evaluar y manejar la totalidad de las áreas defectuosas en el paciente.

 

BIBLIOGRAFÍA:

1. Robert Baldor, MD (2017), Primary care of the adult with intellectual and developmental disabilities. Disponible en: https://www.uptodate.com/contents/primary-care-of-the-adult-with-intellectual-and-developmental-disabilities?source=search_result&search=retardo%20mental&selectedTitle=3~150#topicContent

Contenido en Revisión

El contenido será validado por un profesional en la materia.

Autor / Editor Revisor de Contenido Revisor de Formato Año
Paz Molina 2017
[ historial de revisiones ]

Menu Off-Canvas