Celulitis periorbitaria

Nivel de manejo del médico general: Diagnóstico: Específico Tratamiento: Inicial Seguimiento: Derivar

Aspectos esenciales

  • Diagnóstico clínico: eritema y aumento de volumen doloroso en párpado unilateral, SIN proptosis ni dolor al mover el ojo.
  • Puerta de entrada cutánea o antecedente de sinusitis.
  • Tratamiento ambulatorio en casos leves.
  • Complicaciones: Absceso palpebral. Celulitis orbitaria (grave).

Caso clínico tipo

Niño de 4 años es traído por hinchazón y enrojecimiento doloroso del párpado derecho, desde hace un día. No tiene protrusión del globo ocular ni dificultad para moverlo, pero logra abrir escasamente los párpados.

La madre refiere como antecedente, que su hijo ha estado "resfriado” desde hace 3 semanas.

 

Definición

Sinónimo: Celulitis pre-septal.

Infección bacteriana de la región anterior párpado y tejidos blandos periorbitarios (anteriores al septum orbitario), sin compromiso de estructuras de la órbita (grasa, músculos) o del globo ocular.

Etiología-epidemiología-fisiopatología

La celulitis periorbitaria resulta de la extensión local de infecciones de piel (heridas o picaduras) o de estructuras oculares externas (orzuelo, chalazión, dacriocistitis), también se asocia a infecciones respiratorias altas por contigüidad (sinusitis), pero en menor medida que las orbitarias (retroseptales son secundarias a sinusitis en prácticamente todos los casos). Se presenta en edad pediátrica: aprox. 80% en menores de 10 años, y la mayoría menor de 5 años. Microorganismos frecuentes: S. aureus, S. Pyogenes, S. pneumoniae y anaerobios.

H. influenzae es muy raro desde el uso de la vacuna.

Diagnóstico

El diagnóstico del cuadro es clínico (eritema, dolor y calor local, edema palpebral y periorbitario, unilaterales). Es importante hacer el diagnóstico diferencial con celulitis orbitaria, que agrega proptosis, quemosis, y dolor a la movilización ocular, ya que pueden tener una presentación similar al inicio del cuadro, constituyendo un cuadro grave. Se recomienda TAC de órbita para definir el diagnóstico ante la duda diagnóstica o falla en respuesta a tratamiento. El diagnóstico bacteriológico corresponderá al de la infección de piel (puerta de entrada) o respiratoria asociada. Los hemocultivos tienen mal rendimiento y no se recomiendan de rutina.

Tratamiento

Puede ser ambulatorio con seguimiento estricto en pacientes sin signos sistémicos de infección (fiebre, decaimiento, leucocitosis, PCR alta).

Antibióticos orales (cubrir gram+): Cloxacilina, Amoxicilina - Ác. Clavulánico, también cefalosporinas. En lactantes menores, falta de respuesta de tratamiento, fiebre alta o compromiso del estado general, hospitalizar para tratamiento antibiótico endovenoso y estudio diagnóstico (TAC). También se pueden agregar AINEs o paracetamol a la espera de la resolución microbiológica

Seguimiento

Si la terapia es adecuada, se verán signos de respuesta en las primeras 24 horas. 10% requerirán drenaje de abscesos palpebrales.

Si a las 24 horas no presenta mejora, reevaluar clínicamente o con imágenes en vista de la posibilidad de celulitis orbitaria no diagnósticada. En caso de duda, hospitalizar. 

Contenido en Revisión

El contenido será validado por un profesional en la materia.

Autor / Editor Revisor de Contenido Revisor de Formato Año
Natalia Fernández 2017
[ historial de revisiones ]

Menu Off-Canvas