Síndrome Urémico

Nivel de manejo del médico general: Diagnóstico: Específico. Tratamiento: Inicial. Seguimiento: Derivar.

Aspectos esenciales

  • Corresponde a una intoxicación por metabolitos que no se pueden eliminar.
  • Se debe tener en consideración en pacientes con patología nefrológica de base.
  • La clínica puede ser muy variada.
  • El tratamiento puede requerir terapia de remplazo renal.

Caso clínico típico

Paciente de sexo masculino de 50, con ERC de larga data en mal tratamiento, consulta por cuadro de días de evolución de astenia, adinamia asociado a nauseas, vómitos y disminución de peso. Al examen físico destaca fetor urémico, palidez generalizada y en algunos sectores presencia de equímosis, además de presentar piel seca y con finas escarchas.

Definición

La uremia es un síndrome clínico y de laboratorio que refleja una disfunción multiorgánica debido a falta de tratamiento o subtratamiento de una falla renal aguda o crónica.

Etiología-epidemiología-fisiopatología

Es un estado de intoxicación que afecta los sistemas cardiovascular, gastrointestinal, hematopoyético, inmune, nervioso y endocrino.

Es en parte el resultado de la reducción de la función excretora renal con retención de sustancias tóxicas que alteran los mecanismos de regulación celular. Es también la consecuencia del desajuste de las funciones endocrinas y metabólicas reguladas por el riñón. Los síntomas y signos varían de un paciente a otro dependiendo de la velocidad y severidad de la pérdida de función renal. 

Diagnóstico

Se establece el diagnóstico sindromático frente a un paciente con manifestaciones clínicas de la uremia (Tabla 1) y reducción severa de la Velocidad de Filtración Glomerular (VFG). Los síntomas urémicos más frecuentes son digestivos (náuseas, vómitos, inapetencia), neurológicos (apatía, falta de concentración), calambres, prurito, piernas inquietas y síntomas generales, como astenia progresiva, fatiga y malestar generalizado. El comienzo de esta sintomatología suele coincidir con aclaramientos de creatinina inferiores a 15 ml/min, pero existen muchas diferencias entre los enfermos.

Manifestaciones Clínicas

Fluido y los Electrolítico

Expansión y contracción de volumen

Hiper e Hiponatremia

Hiper e Hipokalemia

Acidosis Metabólica

Hiperfosfatemia e Hipocalcemia

Hipermagnesemia

Cardiovasculares

HTA

ICC

Cardiomiopatías

Pericarditis

Ateroesclerosis acelerada

Arritmias

Gastrointestinales

Anorexia, Náuseas y Vómitos

Aliento Urémico

Estomatitis, Gastritis y Enteritis

Ulcera Péptica

Hemorragia Gastrointestinal

Hematológicas e Inmunológicas

Anemia

Diátesis hemorrágica

Inhibición fagocítica

Linfocitopenia y disfunción linfocítica

Aumento de susceptibilidad a infecciones y neoplasias

Neurológicas

Decaimiento

Cefaleas

Irritabilidad y alteraciones del sueño

Tremor

Asterixis

Convulsiones

Estupor y Coma

Neuropatía periférica

Piernas inquietas

Debilidad motora

Endocrinológicas y metabólicas

Intolerancia a los Hidratos de Carbono

Hipertrigliceridemia

Desnutrición Proteica

Infertilidad, Disfunción Sexual, y Amenorrea

Osteodistrofia Renal

Trastorno del Crecimiento

Hiperparatiroidismo Secundario

Hiperuricemia

Dermatológicas

Palidez

Hiperpigmentación

Prurito

Equimosis

Escarcha urémica

Tratamiento

Frente a sintomatología urémica (generalmente con VFG <15 ml/min/1,73 m2) está indicada el inicio de la terapia de sustitución renal. 

Seguimiento

Los casos deben ser derivados para manejo por el Nefrólogo/a.

Contenido en Revisión

El contenido será validado por un profesional en la materia.

Autor / Editor Revisor de Contenido Revisor de Formato Año
Hernán Rubilar 2016
[ historial de revisiones ]

Menu Off-Canvas