Septicemia

Nivel de manejo del médico general: Diagnóstico Sospecha Tratamiento Inicial Seguimiento Derivar

Aspectos esenciales

  • Los agentes más frecuentes son bacterias Gram (+).
  • Sospechar cuando se presenten 2 o más criterios de SIRS.
  • Para tratarlo se deben controlar las constantes, tomar medidas generales de estabilización y soporte.
  • La terapia antimicrobiana debe ser de de escalación.

Caso clínico tipo

Hombre de 70 años acude al servicio de urgencia por cuadro de 3 días de evolución caracterizado por tos, disnea y cefalea. Al ingreso presenta fiebre cuantificada en 38°C, FC 120, FR 35 y en el examen de sangre presenta 3500 leucocitos.

Definición

Se trata de un síndrome de respuesta inflamatoria sistémica (SIRS) causada por una infección sospechada o demostrada.

Etiología-epidemiología-fisiopatología

Microorganismos causales más frecuentes: bacterias Gram positivas (30-50%), bacterias Gram negativas (25-35%), hongos (3-5%), virus (2-4%) y parásitos (1-3%).

  • 1era fase: Activación de las células inflamatorias y liberación de sus mediadores.
  • 2da fase: Activación de los sistemas endocrino, autocrino y paracrino que conduce a SIRS.
  • 3era fase: aparece la disfunción y falla orgánica múltiple.

Las citoquinas más importantes involucradas son: TNFα, IL-1, IL-2, IL-6, IL-8 e INF γ.

Diagnóstico

Para hablar de síndrome de respuesta inflamatoria sistémica se debe contar con la presencia de 2 o más de los siguientes factores:

  • Temperatura >38°C o <36°C.
  • Frecuencia cardiaca >90 latidos/min.
  • Frecuencia respiratoria >20/min o PaCO2 <32 mmHg.
  • Leucocitos >12000/mm3 o <4000/mm3 o >10% inmaduros.

La sepsis puede avanzar a algo más severo, de manera progresiva:

Sepsis grave Sepsis asociada a disfunción orgánica o hipoperfusión tisular (hiperlactacidemia, oliguria y compromiso de conciencia).
Shock séptico Sepsis asociada a hipotensión e hipoperfusión tisular, en la que no se logra respuesta adecuada a volumen.
Disfunción multiorgánica Alteraciones agudas, aditivas y en cadena, de diferentes órganos o sistemas, de forma que la homeostasis no puede ser mantenida sin intervención. Potencialmente reversible.
Falla orgánica múltiple Disfunción multiorgánica en su fase más grave la que es irreversible.

 

Tratamiento

  • Control de constantes.
  • Medidas generales de estabilización y soporte.
  • Mantenimiento adecuado de perfusión tisular:
  • Fluidoterapia: Suero salino al 0,9% o Ringer lactato para mantener PAM ≥65 mmHg, FC ≥110 lpm y PVC 8-12 cm H20. Si se mantiene la hipotensión a pesar de la administración de 2-3 litros (entre 1-3 horas de iniciado el tratamiento):
  • Utilizar agentes vasopresores: dopamina: 5 μg/kg/min IV incrementandose 5 μg cada 5-10 min hasta 25 μg/kg/min y noradrenalina: 0,05-0,1 μg/Kg/min IV pudiendose aumentar hasta 4 μg/kg/min.
  • Medidas de soporte de los órganos insuficientes.
  • Manejo quirúrgico en caso necesario (abcesos, colecciones, peritonitis, etc)
  • Terapia antimicrobiana de de-escalación. Prevenir infecciones nosocomiales especialmente si está en UCI.
  • Foco desconocido de “origen extrahospitalario”: imipenem 1 g c/6 h o meropenem 1-2 g c/8 hrs IV + Amikacina 15-20 mg/kg/dia IV +/- Vancomicina 1 g c/8-12 h o linezolid 600 mg c/12 h IV.
  • Foco desconocido de “origen intrahospitalario” o dados de alta recientemente: misma indicación anterior, se prefiere meropenem y se debe agregar vancomicina o linezolid.

Seguimiento

Este paciente debe ser ingresado a una unidad para pacientes críticos.

Contenido en Revisión

El contenido será validado por un profesional en la materia.

Autor / Editor Revisor de Contenido Revisor de Formato Año
Marco Ayala 2017
[ historial de revisiones ]

Menu Off-Canvas