Absceso cerebral

Nivel de manejo del médico general: Diagnóstico Sospecha Tratamiento Inicial Seguimiento Derivar

Aspectos esenciales

  • La infección más frecuentemente es por propagación directa desde un foco contiguo. Otras entradas son el traumatismo o neurocirugía y la diseminación hematógena.
  • El diagnóstico se realiza con neuroimágenes.

Caso clínico tipo

Paciente femenino de 7 años con antecedentes de otitis media crónica, presenta desde hace 2 semanas cefalea creciente. Consulta porque en las últimas horas presentó una crisis convulsiva. Al examen físico presenta 37°C.

Definición

Es una colección supurada y focal dentro del parénquima encefálico rodeado típicamente de una cápsula vascularizada.

Etiología-epidemiología-fisiopatología

Se forma por propagación directa (más frecuente) desde un foco de infección craneal contiguo (sinusitis paranasal, otitis media, mastoiditis o infección dental), por traumatismo, intervención neuroquirúrgica, o también puede ser por vía hematógena (esta forma de diseminación usualmente genera múltiples abscesos). Los microorganismos causales dependen del foco de la infección y de la etiología más frecuente de este. Su formación completa demora aproximadamente 14 días, pasando por una cerebritis alrededor del foco necrótico y posteriormente por la formación de la cápsula con gliosis pericapsular. Es una patología infrecuente y que gracias a los nuevos avances no tiene gran mortalidad, sin embargo puede dejar secuelas neurológicas.

Diagnóstico

Se ha descrito la triada clásica de fiebre, cefalea y signos focales, pero esto se ve en menos de la mitad de los pacientes. El cuadro inicial es de una lesión intracraneal en expansión y no el de un evento infeccioso. Se puede observar clínica de síndrome de hipertensión endocraneana y menos del 25% de los pacientes presentan crisis convulsivas focales o generalizadas. El diagnóstico se realiza con neuroimágenes; la resonancia nuclear magnética es de elección, sin embargo la TAC con contraste tiene muy buena sensibilidad (característicamente captan contraste en anillo). La punción lumbar no juega un rol importante, y está contraindicada si el paciente presenta signos focales o edema de papila, por riesgo de enclavamiento. En pacientes VIH (+) con linfocitos CD4 menor de 200, el diagnóstico más probable a considerar es la toxoplasmosis cerebral, con patrones radiológicos sugerentes en RNM y TAC con contraste, presentándose la mayoría de las veces como lesiones múltiples.

En diagnostico diferencial de masas cerebrales, considerar neurocisticercosis y neoplasias, en general el informe de un radiólogo entrenado aproximará mejor el diagnostico, sobre todo en aquellos casos en que la clínica sea inespecífica.

Tratamiento

Combinación de antibióticos parenterales según etiología, que cubra posibles agentes etiológicos y drenaje neuroquirúrgico. Se puede usar además tratamiento anticonvulsivo profiláctico si es que tuvo una crisis anteriormente.

Seguimiento

Se debe hospitalizar y referir a neurocirugía para evaluar e iniciar el tratamiento antibiótico y quirúrgico.

Contenido en Revisión

El contenido será validado por un profesional en la materia.

Autor / Editor Revisor de Contenido Revisor de Formato Año
Marco Ayala 2017
[ historial de revisiones ]

Menu Off-Canvas