Trastornos de deglución

Nivel de manejo por médico general: Diagnóstico Sospecha.Tratamiento Inicial. Seguimiento Por especialista.

Aspectos esenciales

  • Diferenciar tipo de disfagia.
  • Múltiples causas.
  • Anamnesis y examen físico completos.
  • Derivación a especialista en forma oportuna.
  • Tratar causa subyacente en lo posible.
  • Reentrenamiento y rehabilitación por fonoaudiólogo.

Caso clínico tipo

Paciente 68 años, con AVE reciente, secuelado (hemiparesia FBC izquierda en rehabilitación). Refiere que le cuesta tragar los alimentos, incluyendo la saliva, y tiene sensación de atoro posterior a la deglución y tos. Ha notado que ha bajado de peso en el último tiempo.

Definición

También llamada Disfagia Orofaríngea. Abarca aquellas enfermedades que afectan la faringe y esófago superior, incluyendo el esfínter esofágico superior (EES), que como consecuencia generan dificultad en el paso del bolo alimenticio al deglutir. Sus causas son variadas y la gama de síntomas con que se manifiesta es muy amplia, por lo que la evaluación de los pacientes con disfagia es compleja.

Etiología-epidemiología-fisiopatología

La incidencia está en aumento en Chile y el mundo, entre otras causas por el aumento de la población mayor de 65, la mayor presencia de comorbilidades asociadas, y la mejor sobrevida de patologías que provocan secuelas, como el accidente vascular encefálico (AVE), que pueden presentar disfagia hasta en 80% de los casos, dependiendo del método diagnóstico utilizado. Entre los diagnósticos diferenciales se encuentran:

  • Neoplasias: tumores del tracto aero-digestivo superior, cáncer de tiroides, tumores del Sistema Nervioso Central
  • Neurológica: AVE, esclerosis múltiple, enfermedad de parkinson, esclerosis lateral amiotrófica, miopatías.
  • Sistémicas: dermatomiositis, esclerodermia, amiloidosis, sarcoidosis.
  • Congénitas: fístula traqueo-esofágica, hendidura laríngea.
  • Traumáticas: SNC, cuello.
  • Inflamatorias: RGE.
  • Infecciosas: enfermedad de Chagas/acalasia, enfermedad de Lyme.
  • Endocrinológicas: bocio, hipotiroidismo, neuropatía diabética.
  • Iatrogénicas: cirugías cardiacas, cirugías de cuello y esófago, cirugías de base de cráneo, quimioterapia, radioterapia en cabeza y cuello, medicamentos.
  • Presencia de traqueostomía.
  • Cirugías de resección de cánceres de cavidad oral/orofaringe/hipofaringe, divertículo de Zenker, etc.

La alteración puede estar en dos niveles:

Fase oral preparatoria: mala dentadura, flujo salival disminuido, mucosa orofaríngea alterada, y trastornos neurológicos (como AVE o Enf de Parkinson).

Fase faríngea: descoordinación neuromuscular (2ario a alteraciones en SNC como AVE o ELA, o por alteraciones en SNP como Miastenia Gravis o parálisis de Bell), obstrucción a nivel orofaríngeo (tumores principalmente, ya sean benignos o malignos) y trastornos de relajación del EES.

Diagnóstico

Síntomas habituales tienen relación con la dificultad para deglutir tanto sólidos como líquidos, que incluso pueden llegar hasta el ahogo y la aspiración, inmediatamente después de la deglución. La evolución puede ser progresiva, repercutiendo a nivel sistémico (baja de peso y deshidratación). Indagar sobre síntomas asociados: fiebre, baja de peso, dolor al tragar, pirosis, masas cervicales, sialorrea, regurgitación nasal, tos, carraspera, disnea, sequedad bucal u ocular, cambios en la voz y habla y síntomas en la esfera neurológica que nos hagan pensar en alguna patología específica. También es importante establecer antecedentes de abuso de OH y tabaquismo, radioterapia de cabeza y cuello, intubación reciente, entre otros.

Examen físico: examen neurológico (que considere marcha, sensibilidad/fuerza de extremidades, reflejos tendíneos y nervios craneanos), examen de boca y orofaringe que evalúe movilidad y sensibilidad lingual y del velo del paladar, continencia oral, manejo de la saliva, masas, voz y habla y de cuello.

Exámenes específicos (radiografía con bario, descartar Espasmo Esofágico Difuso, laringoscopía por fibra óptica, endoscopía, manometría esofágica, videofluoroscopía) pueden ser resorte de especialistas.

Tratamiento

Corregir la patología de base, con oportuna derivación a especialista. Medidas generales (reducción de volumen y tipo de comida, alimentación asistida, etc). Además es útil el reentrenamiento y rehabilitación del acto deglutorio por parte de fonoaudiólogo.

Seguimiento

Por especialista, acorde a la patología de base.

Contenido en Revisión

El contenido será validado por un profesional en la materia.

Autor / Editor Revisor de Contenido Revisor de Formato Año
Valeska Lavanderos 2016
[ historial de revisiones ]

Menu Off-Canvas