Piodermias superficiales y profundas (no linfáticas)

Nivel de manejo por médico general:  Diagnóstico Específico Tratamiento Completo Seguimiento Completo

Aspectos esenciales

  • El impétigo vulgar se da en niños de 3-5 años y el ampollar en recién nacidos.
  • El agente etiológico más importante hoy es el S. aureus, seguido del S. pyogenes.
  • El diagnostico es clínico y se apoya en cultivo y gram.

Caso clínico tipo

Recién nacido de 5 días es traído por su madre por presentar en la cara, varias ampollas con bordes rojos, inicialmente transparentes y que se volvieron turbias. El niño se observa en buenas condiciones generales.

Definición

Infecciones cutáneas producidas generalmente por Staphylococcus aureus y Streptococcus pyogenes (Streptococcus beta hemolítico grupo A o SBHGA). Las superficiales comprenden el impétigo vulgar y ampollar, la foliculitis y el eritrasma. Las profundas son el forúnculo, el ántrax, la hidrosadenitis, la ectima, la celulitis, la erisipela y el absceso cutáneo. El ántrax, la celulitis y la erisipela serán vistos en otros capítulos.

Etiología-epidemiología-fisiopatología

El Staphylococcus aureus se encuentra en el 70% de estas infecciones, lo sigue en frecuencia el SBHGA. Las infecciones donde el agente etiológico más frecuente es el S. aureus son: el impétigo vulgar (seguido por el S. pyogenes), el impétigo ampollar (S. aureus bacteriófago tipo II productor de toxinas exfoliativas A y B, que son epidermolíticas), la foliculitis (y en menor medida, Gram negativos y Pseudomonas), el forúnculo, la hidrosadenitis, y el absceso cutáneo. A su vez las infecciones donde es más frecuente el S. pyogenes son la ectima, y otras profundas como la erisipela, y la fasceitis necrotizante. El eritrasma es causado por Corynebacterium minutissimum. El Impétigo Vulgar se observa principalmente en niños entre 3-5 años. El Ampollar en recién nacidos. El resto está asociado a factores de riesgo, tales como la mala higiene, maceración y oclusión cutánea, corticoterapia tópica y sistémica, inmunodepresión, diabetes descompensada y puertas de entrada, los que alteran los mecanismos protectores de la piel (como el pH ácido cutáneo, la descamación continua del estrato córneo, la inmunidad humoral y celular y la flora normal que compiten con organismos patógenos.

Diagnóstico

El diagnostico es fundamentalmente clínico, y se apoya en cultivos, Gram, y ASO. Además en casos recurrentes se debe descartar portación nasal familiar. 

Impétigo Vulgar: En zonas expuestas y mayormente  periorificiales, vesículas y/o pústulas agrupadas, que se rompen y evolucionan a costras mielicéricas,de crecimiento excéntrico y rápido por auto-inoculación. Puede acompañarse de adenopatías satélites. Muy pruriginoso. 

Impétigo Ampollar: Bulas en cara, periné o extremidades, de bordes bien definidos, con halo eritematoso, superficiales por lo que se rompen facilmente dejando costras. Sin síntomas generales. 

Eritrasma: Infección que ocurre por gram+, Corynebacterium minutissimum. Se caracteriza por placas eritematosas en pliegues inguinales y/o axilares de color marrón, bien delimitadas, secas y ligeramente escamosas. Tiene color rojo coral con la luz de Wood. 

Foliculitis: Infección del folículo piloso, caracterizada por pústula subcórnea, rodeada de un pequeño halo inflamatorio, con un pelo central; la lesión mejora sin dejar cicatriz. Se ubica preferentemente en piernas en mujeres y barba en hombres. Existe la forma superficial que es la osteofoliculitis y la profunda que puede formar un forúnculo.  

Forúnculo: Infección que ocurre en el folículo y la glándula. Presenta tumefacción dolorosa y eritematosa, con una pústula de 1 a 5 cm de diámetro. Se produce necrosis del folículo, con absceso mal delimitado alrededor. 

Hidrosadenitis: infección de las glándulas apocrinas que puede ser aguda o crónica, habitualmente de la región axilar e inguinal, con formación de abscesos intradérmicos o hipodérmicos. Producida generalmente por S. Aureus.

Ectima: Ampolla con halo eritematoso que se extiende periféricamente 2 a 4cm, y luego se deseca la parte central quedando una costra grisácea que se desprende dando lugar a una úlcera con borde indurado. Evoluciona en semanas dejando cicatriz. Su profundidad llega a la dermis.Absceso:Colección localizada de pus, voluminoso, eritematoso, doloroso y caluroso.

Tratamiento

Impétigo Vulgar: Aislamiento, lavado de manos, uñas cortas, aseo local, descostraje, ATB tópicos en casos muy limitados y no periorificiales. ATB vía oral: Cloxacilina o Flucloxacilina por 10 días, Cefalosporinas de 1° generación. En alérgicos: Eritromicina por 10 días. Impétigo ampollar: Cloxacilina, Flucloxacilina o Cefadroxilo por 10 días. 

Eritrasma: ATB tópico, con clindamicina al 1% o eritromicina al 4%. En casos graves Claritromicina 500mg en dosis única. Osteofoliculitis: Aseo local, Mupirocina tópica. En casos extensos o recidivantes: Flucloxacilina o Cloxacilina o Eritromicina por 10 días. 

Furúnculo: Calor local, drenaje quirúrgico. Aseo y Povidona. ATB tópico puede ser suficiente. Si compromiso extenso: Flucloxacilina o Cloxacilina VO por 10 días. Hidrosadenitis:Antibióticos sistémicos por vía oral por un período prolongado, mínimo un mes, con tetraciclina o doxiciclina. Se puede añadir clindamicina tópica. 

Ectima: Debe ser sistémico con cloxacilina o cefadroxilo vía oral por 7-10 días Absceso cutáneo: Igual al furúnculo.

Seguimiento

Vigilar la desaparición de las lesiones y la aparición de eventuales complicaciones (infecciones más profundas o sistémicas, glomerulonefritis post-estreptocócica.).

Bibliografía

- Manual CTO de Dermatología 8ª edición. Grupo CTO 

 

Contenido en Revisión

El contenido será validado por un profesional en la materia.

Autor / Editor Revisor de Contenido Revisor de Formato Año
Daniela Bustos 2017
[ historial de revisiones ]

Menu Off-Canvas