Tumores benignos de partes blandas

Nivel de manejo del médico general: Diagnóstico: Específico; Tratamiento: Inicial; Seguimiento: Derivar

Aspectos esenciales

  • Los tumores benignos de partes blandas son mucho más frecuentes que los malignos.

  • El tumor benigno más frecuente es el lipoma, cuya ubicación principal es en cuello y tronco.

  • El tratamiento es la escisión quirúrgica, generalmente con fines estéticos.

Caso clínico tipo

Paciente masculino de 30 años, acude por aumento de volumen en región lumbar derecha de 2 años de evolución. Clínicamente presenta un tumor de consistencia blanda, exofítico y móvil. En la TAC se observa un tumor de partes blandas en la región dorso lumbar derecha sin adenomegalias.

Definición

Tumor localizado de origen en el tejido no epitelial extraesquelético, esto incluye músculo estriado, tejido adiposos, tejido fibroso que acompaña a los vasos sanguíneos y sistema nervioso periférico.

Etiología-epidemiología-fisiopatología

Su etiología es desconocida, presentan cierta predisposición genética en su desarrollo.

Los tumores benignos de partes blandas son mucho más frecuentes que los malignos en una proporción de 100:1.

Diagnóstico

  • Lipoma: Es el tumor benigno más frecuente. La mayoría se presenta entre la 5°-6° década. Su principal localización es en cuello, tronco y extremidades superiores. Generalmente aislados, miden desde 1 hasta mas de 10 cm de diámetro, con bordes poco netos y cápsula delgada. Puede presentar otros elementos mesenquimatosos (angiolipoma, fibrolipoma, mielolipoma). Su presentación típica es como masa subcutánea, blanda, no adherida a piel ni estructuras profundas, crecimiento lento, pudiendo ser en ocasiones multilobulada. En ocasiones en pacientes en que se presenta mas de un lipoma se debe indagar en la anamensis remota por antecedentes familiares de lipomas sospechando Lipomatosis múltiple familiar.

  • Quiste epidermoide (sebáceo): Es similar en apariencia al lipoma pero constituye una tumoración adherida a la piel (no a planos profundos), de origen ectodérmico (folículo sebáceo obstruido) y que como principal complicación se pueden infectar y abscerdarse. Se distingue del triquilemal (piloso) en que su localización a diferencia del quiste epidermoide es en zonas de baja concentración de pelo versus el triquilemal que nace del folículo piloso, pudiendo ser causado de forma idiopática como tambien heredado en su forma familiar con herencia autosómica dominante.

  • Leiomioma: Su ubicación más frecuente es en el útero. Generalmente son múltiples y pueden medir hasta 30 cm, consistencia dura y circunscrita. Durante el embarazo el aumento de los estrógenos estimula el crecimiento de estos tumores. Puede presentar necrosis, hemorragia o calcificación. Rara vez se malignizan (1%).

  • Hemangioma: El 75% se presenta al nacer y un 60% se ubican en cabeza y cuello. Puede crecer rápidamente durante los primeros años, pero suele regresar de manera espontánea a los 5 años. Están compuestos por capilares o una gran dilatación venosa.

  • Linfangiomas: Similares al Hemangioma, pero los espacio celulares no contienen vasos sanguíneos. El Higroma quístico es el linfangioma de cuello.

  • Schwannoma: Tumor solitario y encapsulado, de ubicación más frecuente en el VIII par.

  • Neurofibroma: Tumor no encapsulado compuesto de células de neuromesenquima (Células de Schawnn, fibroblastos, células perineurales, mastocistos). A diferencia del Schwannoma, consistencia blanda. 10 a 15% puede malignizar. De diagnostico clínico, se presentan como papulas o nódulos de menos de 2 cm de diámetro de consistencia blanda, color carne o hiperpigmentados. Normalmente se presentan solos, pero en pacientes con múltiples lesiones de este tipo sospechar Neurofibromatosis. 

  • Fibroma: Tumor compuesto por fibroblastos que puede ocurrir en cualquier tejido. El tipo más importante es el tumor desmoides que surgen en relación a los músculos estriados, especialmente de pared abdominal. Nunca se generan metástasis.

Estudio:

  • Ecografía de partes blandas: Método de elección para estudio inicial.

  • TAC: Permite estimar la extensión tumoral como también la proximidad a estructuras vitales, es la técnica de elección en tumores retroperitoneales.

  • Resonancia Nuclear Magnética: Técnica de elección en tumores de extremidades.

  • Biopsia: Procedimiento seguro, de buena precisión y económico para el diagnóstico.

Tratamiento

El tratamiento es quirúrgico, mediante la escisión tumoral. Generalmente la intervención quirúrgica es con fines estéticos o en presencia de síntomas molestos (dolor, compresión o crecimiento rápido).

Seguimiento

Derivar a especialista.

Bibliografía:

https://www.uptodate.com/contents/overview-of-benign-lesions-of-the-skin?source=search_result&search=tumores%20benignos%20partes%20blandas&selectedTitle=2~21

Contenido en Revisión

El contenido será validado por un profesional en la materia.

Autor / Editor Revisor de Contenido Revisor de Formato Año
Francisco Weber 2017
[ historial de revisiones ]

Menu Off-Canvas