Nódulo pulmonar solitario

Nivel de Manejo del médico general: Diagnóstico: Sospecha. Tratamiento: Inicial. Seguimiento: Derivar.

Aspectos esenciales

  • Hallazgo imagenológico usualmente asintomático.

  • Lesiones más frecuentes: Cáncer pulmonar (maligna), Granuloma Infeccioso (benigna).

  • Completar diagnóstico con TAC de tórax.

  • Lesiones benignas requieren seguimiento con TAC, malignas; cirugía.

Caso clínico tipo

Hombre 17 años, deportista se realiza Radiografía de tórax que evidencia un nódulo pulmonar único de aprox. 1x1 cm en lóbulo inferior izquierdo. No refiere consumo de alcohol ni tabaco pero señala que 2 abuelos han muerto de Cáncer de pulmón ¿Qué examen solicitaría para completar estudio? R: TAC Tórax.

Definición

Se define como nódulo pulmonar solitario a un hallazgo radiológico, único, redondeado u ovalado de hasta 3 cm de diámetro inserto en parénquima pulmonar sano. (>3 cm es "masa")

Etiología - Epidemiología - Fisiopatología

Etiología:

1) Granuloma infeccioso, lesión benigna más frecuente, causada por Tuberculosis o infección por Hongos.

2) Hamartoma, tumor benigno más frecuente, de crecimiento lento.

3) Cáncer pulmonar, lesión maligna más prevalente. Más frecuente en los adenocarcinomas y carcinoma de células escamosas.

4) Lesiones metastásicas. Si bien la mayoría de estos nódulos son de carácter benigno, cerca de un 35% son tumores primarios del pulmón y un 20% son metástasis. Es importante la sospecha y el manejo oportuno de los Nódulos Pulmonares Solitarios, ya que los cáncer pulmonares que se detectan en esta etapa tienen un pronóstico relativamente bueno si el manejo es oportuno dado que generalmente son formas iniciales.

Diagnóstico

Lo primero en el diagnóstico es evaluar si el nódulo solitario es realmente único, como generalmente la Radiografía de tórax es el primer examen donde se pesquisa, se debe pedir un TAC de tórax con contraste que permita identificar si es efectivamente único o múltiple. Una vez confirmado el diagnóstico, hay que estratificar al paciente de acuerdo al riesgo de malignidad a través de la historia clínica, examen físico e imágenes para establecer conducta. Son signos sugerentes de malignidad:

  • Edad > 50 años.

  • Tabaquismo activo (índice paquete año ≥ 10).

  • Historia de neoplasia previa.

  • Hemoptisis.

  • Tamaño del nódulo > 2cm.

  • Cavitaciones.

  • Bordes irregulares.

  • Espiculaciones.

  • Microcalcificaciones excéntricas irregulares.

  • Duplicación del tamaño entre 20-400 días.

Tratamiento

Dependiendo del riesgo de malignidad el tratamiento es el siguiente:

- En pacientes con bajo riesgo, efectuar seguimiento imagenológico con TAC de tórax cada 3 meses el primer año y cada 6 meses el segundo año.

- En pacientes con riesgo intermedio/alto se sugiere estudio adicional, ya sea mediante el uso de imágenes con un TAC con realce de contraste para determinar la densidad del nódulo pulmonar solitario, un PET o PET-TC, u obtener biopsia mediante broncoscopía o una punción aspirativa transtorácica guiada por TAC. Si la lesión es maligna los pacientes requieren cirugía, si es benignas control con TAC.

Seguimiento

En lesiones de bajo riesgo control imagenológico, riesgo intermedio o alto derivar a especialista para completar estudio y establecer conducta terapéutica.

Contenido en Revisión

El contenido será validado por un profesional en la materia.

Autor / Editor Revisor de Contenido Revisor de Formato Año
Marco Ayala 2017
[ historial de revisiones ]

Menu Off-Canvas