Fiebre y triage

DEFINICIÓN

La fiebre se define como la presencia de temperatura axilar mayor de 37,5 °C o temperatura rectal mayor a 38°C. Es un signo muy frecuente en los niños que consultan al servicio de urgencia (60% de las consultas a los servicios ambulatorios y urgencias presentan fiebre) y cuya causa puede ser de origen infeccioso, inflamatorio o quirúrgico. Debe considerarse además el sobre abrigo y la deshidratación dentro de las causas.

Principalmente por temor de los padres, es un problema que motiva la consulta precoz a los servicios de urgencia, además puede asociarse, en niños menores de 6 años, a episodios de convulsión febril. Las temperaturas sobre los 40,5 °C deben ser tratadas con rapidez, ya que pueden producir cambios metabólicos severos e incluso la muerte del menor.

Es de suma importancia establecer un manejo de este signo en el servicio de urgencia previo al diagnóstico, de manera tal que una vez realizado el Triage, y cuantificada la fiebre en un niño, se le administre en forma protocolizada un medicamento para el control de la temperatura.

MANEJO

No se debe iniciar medidas físicas para disminuir la temperatura de forma previa a la administración de antipiréticos (Cuadro 1), ya que los sensores periféricos medirán una temperatura menor a la regulada desde el hipotálamo, produciendo un efecto de conservación e incremento el calor.

Cuadro 1. Medicamentos antipiréticos

  • Paracetamol: agente analgésico y antipirético de uso masivo. Seguro, rápido y bien tolerado. Presentación gotas, jarabe y supositorio. Dosificación 10-15 mg/ kg /dosis

  • Ibuprofeno: Agente analgésico, antipirético y antiinflamatorio .Seguro, rápido, y tolerado en forma regular. Presentación en suspensión (jarabe).Dosificación 10-15 mg/ kg/dosis.

  • Diclofenaco sódico: agente antiinflamatorio, analgésico y antipirético. Rápido, bien tolerado. Presentación gotas y supositorio. Dosificación 0.75 -1 mg/kg/dosis.

 

Manejo de la fiebre en el Triage Pediátrico

Paciente en triage, independiente de su categorización, a quién se le detecte más de 38°C axilar:

  • Sin antecedentes de convulsión febril, y mayor de 6 años, se avisa al médico quien autoriza dosis, vía y medicamento antipirético.
  • Con antecedente de convulsión febril o menor de 6 años y mayor de 6 meses se aplicará medicamento antipirético según siguiente esquema:

8 -13 kg…………1 (uno) supositorio de Paracetamol 125 mg, vía rectal.

14-20 kg……… Ibuprofeno suspensión (200 mg / 5 ml) 4-5 cc vía oral.

20-30 kg…………Ibuprofeno suspensión (200 mg / 5 ml) 5-7,5 cc vía oral.

En caso de alergia:

8 kg -13 kg………1 supositorio de Diclofenaco Sódico 12,5 mg, vía rectal.

14-25 kg…………Diclofenaco Sódico gotas 15-25 gotas, vía oral.

25-30 kg………....Diclofenaco sódico gotas 25-30 gotas, vía oral.

El paciente no debe tener alergia a ninguno de los productos antipiréticos y se debe considerar el tiempo transcurrido desde la última dosis usada en casa antes de   administrar la nueva dosis en la urgencia, por seguridad debe ser mayor a una hora.

En el caso del menor de 6 meses será el médico quien indique medicación antipirética.

BIBLIOGRAFÍA

1. MENDEZ E, BENIGNO MIGUEL  y  DUFFAU T, GASTÓN. Triage, Temperatura, Frecuencia Cardíaca y Saturación de O2, en la Clasificación de Pacientes en un Servicio de Urgencia Pediátrico. Rev. chil. pediatr. [online]. 2009, vol.80, n.6 [citado  2016-07-10], pp.528-533. Disponible en: <http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0370-41062009000600005&lng=es&nrm=iso>. ISSN 0370-4106.  http://dx.doi.org/10.4067/S0370-41062009000600005.

 

2. Vertedor-Hurtado, M. V., Padín-López, S., Carreira-Pastor, M. J., & López-Martínez, J. M. (2009). Termometría timpánica en pediatría como alternativa al termómetro de mercurio. Enfermería clínica, 19(3), 115-120.

Menu Off-Canvas